boda_8-61¿Cómo es la vida de un niño de ocho años casado con una mujer más de cinco décadas mayor?


Según publicó el periódico británico Daily Mail, la rutina del inusual matrimonio compuesto por Sanele Masilela (8) y Helen Shabangu (61) es muy diferente a la una pareja normal.


“Me siento como un esposo”, declaró el pequeño, que le pidió matrimonio a su mujer luego que su abuelo, antes de morir, le dijera que debía casarse. Por eso, y para no molestar a sus ancestros, el pequeño Sanele decidió contraer matrimonio en la localidad sudafricana de Tshwane.


Ahora comparte algunas comidas con su mujer, que es madre de cinco niños y que ya estaba casada. “El día de la boda fue muy bonito y fue tal como me lo imaginaba”, dijo el pequeño marido al recordar la jornada que vivió y que recorrió el mundo.


Si bien no viven juntos, la peculiar pareja -que no está legalmente unida en matrimonio, ya que se casaron en un rito religioso-, mantiene una relación de amistad. “Sé que los ancestros están felices ahora porque estamos bien y todo parece mejor” declaró Helen, quien agregó que “siempre me mantendré cerca de la familia de Sanele, incluso antes del matrimonio éramos muy cercanos”.


Sanele, según publica el periódico, volvió a su vida normal y se mantiene en el colegio. Además juega con sus amigos.