Aparece doctora que había sido secuestrada“¡Ayy gracias Dios, gracias tu sí eres buenos por devolverme a mi hermana! Ahora entregaré mi vida al Señor, como te lo prometí dejaré la calle”, exclamó Teófilo Hernández, hermano de una odontóloga que había sido reportada como desaparecida desde el pasado miércoles 7.


Eran las 8:30 de la noche cuando Teófilo, que estaba en las instalaciones de El Caribe haciendo la denuncia de la desaparición de su hermana, recibió una llamada telefónica. Al otro lado del celular una voz suplicaba !ven a buscarme soy Cucha!”. Estaba en el Centro Médico Boca Chica.


Daris Celenia Hernández Hidalgo, de 32 años, que fue raptada a punta de pistola por dos desconocidos pasadas las 10:00 de la noche del pasado viernes mientas transitaba en su vehículo por la carretera de Mendoza.


“Ellos se acercaron, me apuntaron con una pistola, luego me metieron la cabeza en una funda y penetraron a mi carro. Uno de ellos dijo dale para el Ureña”, dijo Daris, quien aseguró no tener bien claros los detalles.


Explicó que durante los días que la tuvieron secuestrada, aunque no recibió maltratos físicos, no fue alimentada ni consumió agua. Sólo le daban a tomar una sustancia que la mantenía drogada.


Manifestó que desconoce el móvil del rapto porque su vehículo, un carro Toyota Corolla, del año 2002, rojo vino, placa A516621, apareció en San Pedro de Macorís, horas después de que sus secuestradores decidieron dejarla libre.


Daris dijo que salió del lugar y que no sabe cómo llegó al centro de salud, donde recibió los primeros auxilios para luego ser trasladada a un centro médico privado donde supuestamente le diagnosticaron desnutrición, y le explicaron a sus familiares que estaba bajo los efecto de alguna droga.


La joven odontóloga dijo que no sospecha de nadie porque no tiene enemigos y que además ella es una persona cristiana que trabaja para una fundación benéfica.