Jonas Barber tiene dos dedos del pie en su mano accidentadaJonas Barber es un apasionado de las motos pero un terrible accidente le iba a impedir volver a hacer lo que más le gustaba: perdió tres dedos de su mano derecha y otro quedó prácticamente inutilizable.


Británico y padre de tres hijos, al pequeño le dijo para que no se preocupase porque esos dedos le volverían a crecer, sin atisbar que ese deseo se iba a hacer realidad en un futuro gracias al prestigioso cirujano Simon Kay, famoso por ser el primero en llevar a cabo un transplante de manos en Reino Unido.


Lo que el doctor Kay consiguió con Jonas fue un milagro: le sacó un dedo de cada pie y se los puso en la mano derecha. Así, Jonas tiene ahora cuatro dedos en su mano pero dos de ellos son dedos del pie.


“No son los dedos más bonitos pero no me importa”, dice Jonas, que ha recuperado así la movilidad y la funcionalidad de su mano y ha podido volver a coger su moto. Efectivamente, los dedos le volvieron a crecer. Eso sí, a costa de tener uno menos en cada pie, informó que.es.