Una niña de tres años de edad murió envenenada, cuando presumiblemente su padre le dio una leche con la sustancia que le quitó la vida, durante un hecho ocurrido en el sector los Americanos del barrio Madre Vieja Sur, en San Cristóbal


Ashley Lidia Casilla fue encontrada agonizante por su bisabuela Amancia Casilla, de 79 años, quien dijo que trató de salvarla pero que la niña murió minutos antes de llegar al hospital Juan Pablo Pina.


Mientras que Eduardo Casilla, padre de la menor, es perseguido por las autoridades policiales de San Cristóbal para ser investigación sobre este hecho.


En tanto que algunos residentes del sector dijeron que tras la muerte de su hija, Eduardo Casilla huyó de la zona.