"Que quede claro que yo nunca faltaría al respeto a nadie. Jamás", señaló el cantante luego de la polémica por una frase que dijo en un concierto previo al Super Bowl.Justin Timberlake negó a través de Twitter cualquier intención de haber insultado a su ex novia Britney Spear durante su actuación en un pre-concierto del Super Bowl.


Al presentar la canción ‘Cry me a river’ inspirada por el quiebre con su ex, el cantante dijo al público: “A veces en la vida piensas que has encontrado a tu mujer ideal, pero luego te das cuenta de que es una p***”.


Luego de sus declaraciones las redes sociales se llenaron de comentarios, por lo que Timberlake debió explicarse a través del mismo medio.


El cantante insistió en que nunca le faltaría el respeto a una antigua novia y, tajante, dijo: “Que quede claro que yo nunca faltaría al respeto a nadie. Jamás”.


La relación entre Timberlake y Britney Spears terminó en 2002, después de algunos rumores que apuntaban a que ella lo habría engañado con Wade Robson, su coreógrafo.