El descubrimiento llevaría a reconsiderar la hipótesis sobre la formación del satélite.Un equipo de astrónomos de la Universidad de Notre Dame -encabezados por Hejiu Hui- halló numerosas moléculas de agua en rocas comunes de la Luna, lo que lleva a afirmar que existirían grandes reservas de agua en el satélite natural y que su formación podría ser distinta a las hipótesis planteadas.


Cabe recordar que la teoría general señala que la Luna se formó debido a una gran colisión, donde un gran cuerpo celeste impactó sobre la Tierra dejando volar material hacia su órbita que se fusionó para formar el satélite sin gases ni líquidos.


Eso hasta ahora, porque las misiones del programa espacial Apolo han encontrado entre 2,7 y 6 miligramos de agua por kilogramo de fragmentos de anortositas, roca ígnea común de la Luna.


El estudio fue publicado en la revista Nature Geoscience y advierte que es un indicio muy alto de agua considerando que sólo son los fragmentos que se formaron en la capa superficial de la Luna.