El Oeste triunfa en el Juego de EstrellasLa figura del base Chris Paul, de Los Ángeles Clippers, se consagró dentro de la elite de la NBA al convertirse en el líder que guió al equipo de la Conferencia Oeste al triunfo por 143-138 ante el del Este en la 62 edición del Partido de las Estrellas, que se disputó en el Toyota Center, de Houston.


El rumor de la posible presencia de el legendario Michael Jordan en el Partido de las Estrellas para celebrar su 50 aniversario nunca se cumplió y Paul brilló con luz propia como nueva estrella de la NBA, que se consagró ante los 16.101 espectadores que presenciaron el encuentro.


Paul, que aportó un doble-doble de 20 puntos (7-10, 4-5, 2-3), 15 asistencias y cuatro recuperaciones de balón, fue elegido como el ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP), primero que consigue en las seis participaciones que ha tenido en el Partido de las Estrellas, cuarta como titular.


La estrella de los Clippers se convirtió en el tercer jugador en la historia del Partido de las Estrellas que consigue un doble-doble de 20 puntos y 15 asistencias en un solo partido. El primero en lograrlo fue Isiah Thomas, en 1984, y luego lo hizo Magic Johnson, en 1985. “Es algo muy especial, muy especial”, declaró Paul. “Nunca lo había conseguido, pero no salí al campo con esa intención, sino que fue algo que se dio, porque le dije en el primer cuarto a Kevin Durant que si estaba listo para anotar le daría toda las asistencias posibles”.


Durant, el alero estrella de los Oklahoma CIty Thunder, fue precisamente el máximo encestador del partido y del equipo del Oeste al conseguir 30 puntos y seis rebotes, que también lo hicieron merecedor al premio de MVP, pero los últimos triples de Paul, que aseguraron la victoria fue lo que estableció la diferencia.


El ala-pívot de los Clippers, compañero de Paul, también destacó al anotar 19 puntos, mientras que el escolta del equipo local de los Houston Rockets, James Harden, consiguió 15 puntos y capturó seis rebotes.


Mientras que el escolta Kobe Bryant, de Los Ángeles Lakers, aportó nueve puntos, pero repartió ocho asistencias, capturó cuatro rebotes, recuperó dos balones y puso dos tapones, ambos en los últimos minutos del partido cuando todavía no estaba decidido y contra el alero LeBron James, de los Heat de Miami, que no pudo ser factor ganador al anotar 19 puntos (7-18, 3-7, 2-4) y repartió cinco asistencias.


Bryant, que tiene en su poder la marca de más puntos conseguidos en el Partido de las Estrellas (280), también empató la mejor en robos de balón (37) que estaba en poder de Jordan, que dejó en evidencia a todos los que pensaron que volvería a jugar a los 50 años, rumor que la NBA siempre rechazó y nunca quiso ni entrar a comentar.


“Siempre he defendido bien y por lo tanto esta noche no creo que haya hecho algo diferente”, declaro Bryant. “Ahora lo que tenemos que hacer es que los Lakers aseguremos nuestro juego en la segunda mitad de la liga”.


El alero Carmelo Anthony, de los New York Knicks, aportó un doble-doble de 26 puntos y 12 rebotes que lo dejaron como el líder del equipo de la Conferencia Este, que no pudo evitar la tercera derrota consecutiva y la cuarta en los últimos cinco Partidos de las Estrellas disputados.


El escolta Dwyane Wade, de los Heat, consiguió 21 puntos que lo dejaron como el segundo máximo encestador dentro del equipo del Este, pero tampoco pudo ser factor ganador.