El FBI sanciona a varios agentes por espiar a jefes, ver ponografía y masturbarse en la oficinaLa cadena CNN reveló este viernes un correo electrónico para difusión interna del FBI en el que se alerta a los empleados sobre actividades “inapropiadas” que ya han acarreado sanciones a agentes por, entre otros motivos, espiar a cargos superiores o ver pornografía y masturbarse en la oficina.


Con el objeto de “disuadir” a los empleados de llevar a cabo este tipo de prácticas, el Departamento de Responsabilidad Profesional de la agencia de seguridad estadounidense remitió el correo electrónico con una compilación de faltas cometidas durante los últimos tres años, así como sus correspondientes sanciones.


“Un supervisor que vio películas pornográficas en la oficina mientras se satisfacía sexualmente en horas de trabajo recibió una suspensión de 35 días”, destaca el documento del FBI, que ha sido íntegramente publicado por CNN.


Otro empleado fue despedido tras descubrirse que había colocado un aparato de grabación oculto en la oficina de su superior y que había estado “fisgoneando” entre sus papeles de trabajo.