Viajeros rescatados por la Marina en alta mar.Miembros de Inteligencia naval M-2 de la Marina de Guerra arrestaron durante varios operativos a 76 dominicanos y seis cubanos que se disponían a viajar clandestinamente a Puerto Rico en frágiles embarcaciones. Las detenciones fueron realizadas los días sábado y domingo en las comunidades de Sabana de la Mar, Nisibón, Uvero Alto, Boca de Yuma y Samaná, donde también fueron apresados cinco supuestos traficantes de ilegales a Puerto Rico.


Se informó que con este grupo se eleva a 143 el número de viajeros ilegales apresados en menos de una semana en el marco del Programa Costa Segura, que dispuso el vicealmirante Edwin Dominici Rosario.


El director de inteligencia naval M-2, capitán de navío Víctor Manuel Pilier Reyes, quien tiene a su cargo la coordinación y ejecución de los operativos, dijo que durante el fin de semana pasado fueron decomisadas quince embaraciones de fabricación casera.


Con relación a los seis cubanos, el jefe de la Marina, vicealmirante Dominici Rosario, dispuso que fueran entregados a las autoridades de Migración, para los fines correspondientes, y los dominicanos investigados y sometidos a la justicia, especialmente, los organizadores y traficantes de los ilegales.


Entre los alegados traficantes detenidos se encuentran Heriberto López Jiménez, Antonio Jiménez Zapata y Juan Pablo Frías; mientras que son buscados los nombrados Carlos Saona, Juan El Cojo y Raúl El Cubano, supuestos integrantes del grupo.


Se informó que esta mañana, agentes de inteligencia naval realizaban operativos en distintos puntos de la región este del país en busca de los demás integrantes del grupo, definido como el de mayor acción en la zona.


Todos los apresados fueron transportados a la Dirección de Inteligencia M-2 en el sector de Villa Duarte, Santo Domingo Este, donde son depurados para ser sometidos a la justicia.


Asimismo, el jefe de la Marina, vicealmirante Edwin Dominici Rosario, dispuso un considerable incremento del patrullaje en zonas del Este, Nagua y Samaná, que son los lugares de mayor uso en el tráfico de ilegales.


Se reveló que informes de inteligencia dan cuenta de que muchos dominicanos residentes en Puerto Rico están enviando dólares a parientes interesados en irse a la isla, para que paguen a los organizadores, luego de las facilidades ordenadas a favor de los criollos por el gobernador Alejandro Padilla.