Criticó el trasero de Michelle Obama y lo suspendieron Un entrenador de fútbol americano de una escuela superior de Alabama fue suspendido de su puesto por haber hecho comentarios denigrantes en clase sobre las dimensiones del trasero de la primera dama estadounidense, Michelle Obama.


“Fat butt” (culo gordo), dijo Bob Grisham, sin saber que un estudiante le estaba grabando en secreto. Grisham se había despachado a gusto contra la “first lady”, afirmando que estaba “demasiado gorda” y que por ello no debería dar lecciones al país sobre buena alimentación y forma física, según publica el sitio web ansa.it.


La esposa del presidente Barack Obama lanzó hace tiempo una campaña, “Let’s move”, para incentivar a la gente, sobre todo a los más jóvenes, a comer más sano y hacer más deporte.


Respecto a los homosexuales también difundió su desagrado: «Yo no creo en los homosexuales. No me gustan los maricones. Yo no los odio como persona, porque lo que hacen está mal y es una abominación contra Dios».


Grisham no es el primero que hace comentarios irónicos sobre las posaderas de Michelle. El “rey” de la radio de extrema derecha, Rush Limbaugh, suele llamar a la primera dama ‘My Butt Obama’, mientras el diputado republicano de Wisconsin James Sensenbrunner se vio obligado hace tiempo a pedir disculpas por haber comentado el “vasto trasero” de la esposa del presidente. Todos ellos son hombres blancos, y no es una casualidad.