Imágenes hipnóticas, casi poéticas. Una bandada de miles de estorninos volando, al ritmo de la música.


Es el “Bird Ballet”, un baile entre los pájaros y el viento que fue captado por el director Neels Castillo.


Estas curiosas figuras que forman la gran concentración de pajaritos, fue inmortalizada en Marsella, en Francia, por este artista audiovisual y puede verse en un corto subido por él mismo a la web.


Mira este inspirador video que nos recuerda que la belleza, a veces, está en las cosas más sencillas.