Un grupo de amigos salían de un club en el centro de Manchester cuando un auto los chocó mientras cruzaban una intersección de noche, según explica el Daily Mail.


El grave accidente causó daños graves en su cerebro a uno de los tres amigos, un padre de 28 años con tres hijos, que todavía permanece en el hospital.


El incidente ocurrió el pasado 21 de agosto pero las imágenes de las cámaras de seguridad han sido difundidas recientemente por la policía en un intento de capturar al conductor que se dió a la fuga y del que se piensa pudo realizar el brutal ataque de forma premeditada.