Para muchos, la presentación de Beyoncé en el Super Bowl el fin de semana fue simplemente redonda, pero para otros una aberración por parte de la cantante.


La organización Gente para el Tratamiento Ético de Animales (PETA, por su siglas en inglés) se mostró ofendida porque la intérprete usó piel de serpientes, lagartijas, conejos y otros animales, “que murieron dolorosamente”, durante su presentación en el evento deportivo norteamericano.


Un vocero de la organización, en declaraciones al periódico New York Daily News, lamentó que el vestuario de la artista “no enganchara con la tendencia actual que se aleja del uso de pieles animales”.


La críticas apuntan a varias de las prendas utilizadas por Beyoncé durante el espectáculo. “Si viera los videos donde se demuestra el sufrimiento de los animales, probablemente no querría saber nada de este tipo de prendas”, expresó el vocero de PETA.


La aludida, en tanto, no se ha manifestado al respecto.