Amor de padresUna pareja china pasó años 24 horas por día bombeando a mano un respirador casero, para mantener con vida a su hijo a su hijo cuadripléjico.


La historia de estos habitantes de la provincia china de Zhejiang se difundió por las redes y generó polémica en todo el país.


Ahora, recibirán ayuda y podrán cambiar su vida después de casi siete años.


Después de sufrir un accidente de tráfico en marzo de 2006, Xuepeng Fu, que tenía entonces 23 años, quedó cuadripléjico.


Como sus padres Lanqin Wang y Fu Minzu carecían de fondos suficientes para la hospitalización de su hijo, los dos tuvieron que turnarse en la tarea permanente de presionar un dispositivo manual para ayudar al joven a respirar.


La pareja llegó a estar dos años consecutivos ejecutando el equipo de bombeo sin parar, lo que terminó torciéndoles los dedos y las manos. La situación sólo mejoró cuando algunos familiares aportaron un precario ventilador mecánico para que Xuepeng pudiera respirar.


La máquina, sin embargo, no trajo descanso total para la pareja, ya que consume mucha energía, y no tienen dinero para pagar la factura.


El aparato permanecía conectado sólo por la noche, mientras la familia dormía. Durante todo el día, la pareja regresaba a bombear el dispositivo para la respiración del joven.


Después de que el caso fue ampliamente difundido por los medios de comunicación, la familia recibió una gran cantidad de donaciones, incluidas las consultas de un hospital local. Ahora podrán comenzar una vida distinta.


Por el esfuerzo conjunto de sus padres, el joven dice: “No sé si voy a tener una oportunidad en esta vida para pagarles lo que hicieron por mí”.