Un avión de pasajeros de las aerolíneas turcas se ha incendiado en pleno vuelo ante la mirada atónita de los habitantes de la localidad turca de Izmir.


Cuando comenzaba a prepararse para el aterrizaje, un rayo alcanzó el motor derecho de la nave, produciendo al momento un incendio.


El vuelo TK2348 Estambul-Izmir, con 112 pasajeros a bordo, se convirtió en una gran bola de fuego en plena noche para gran asombro de los habitantes de la zona. El comandante trató en todo momento de mantener la trayectoria correcta del avión mientras lo hacía descender.


La pericia del piloto permitió que, tras una serie de difíciles maniobras, el aparato lograra tomar tierra a medianoche del viernes en el aeropuerto turco de Adnan Menderes. Los bomberos que acudieron a sofocar el incendio lograron apagarlo y evacuar a los pasajeros y la tripulación, entre la que no hubo víctimas mortales ni heridos.