QuimioterapiaUna sueca de 60 años ha sido víctima de un error médico escalofriante. Los dos últimos años han sido toda una pesadilla para una ciudadana sueca. Durante todo este período la mujer se ha sometido a terapia química y a otros tratamientos contra el cáncer. Pero hace poco los doctores que la examinaban descubrieron que no tenía ningún del que curarse.


La sueca, de 60 años de edad, cuyo nombre no se ha revelado, ya había superado con éxito una vez un cáncer de mama, por eso recibir de nuevo el mismo diagnóstico duro no le despertó dudas. Dos años de tratamientos contra el cáncer provocaron a la paciente dolores en los huesos, se le aplastó una vértebra y su cerebro se vio dañado, afectándole el control de las manos.


Pero esta semana resultó que lo que a los médicos les había parecido tumores malignos en realidad no lo eran, según confesaron los empleados del hospital Gävle a la prensa sueca. Antes de que hicieran este descubrimiento a la mujer le introdujeron una nueva dosis de radiación y cortisona.


“Estamos muy apenados por este incidente. Ojalá esto nunca hubiera pasado”, dijo el médico Lars-Göran Holtby.


En junio pasado un cirujano del mismo hospital eliminó la articulación de la cadera a una mujer absolutamente sana, de 30 años, según reporta United Press International.