BebeCursos online para conocer qué tipo de situaciones que se pueden plantear en casa. A los padres primerizos les asaltan una y mil dudas durante el primer mes de vida de su bebé.


Cuántas veces habremos oído decir: ¿por que no vendrán con manual de instrucciones? Ahora es posible gracias al curso online que ofrece www.mecenium.com, que cuenta con los consejos del doctor Juan Casado Flores, jefe de Pediatría del Hospital Niño Jesús y autor del curso «El primer mes de vida del bebé». En él los padres primeros pueden conocer de mano de este experto cómo va a ser el parto, lo que harán con el bebé nada más nacer, y recomendaciones como esta: «No permitas que nadie hable alto o moleste al bebé. Contrariamente a lo que antes se pensaba, los recién nacidos son capaces de oír, de ver y de sentir».


En este curso, el doctor Juan Casado también previene a padres primerizos para que no se asusten si su bebé estornuda, ya que no es un síntoma de resfriado, sino un método natural de limpieza de las fosas nasales, si el pequeño regurgita sin fuerza, porque es totalmente normal, o si aparece el hipo al final de la toma, ya que es señal de plenitud, desaparece, y no necesita tratamiento. Asimismo tranquiliza a los padres novatos sobre el adelgazamiento en los primeros días de vida (de un 8 a un 10 por ciento del tercer al quinto día). «Lo normal es que un niño que pese tres kilos al nacer pierda un máximo de 300 gramos, que recuperará antes del décimo día». Tampoco hay que asustarse, continua, si el color de la piel y el blanco de los ojos del bebé es ser amarillo al nacer. «Esto se conoce como ictericia y suele desaparecer tras la primera semana de vida».


Otras falsas alarmas


El jefe de pediatría del Hospital Niño Jesús advierte también de que no pasa nada si el papá o la mamá primerizos detectan manchas moradas o violáceas en la espalda de su bebé. «Pueden tardar semanas, meses y a veces más de un año en desaparecer». Tampoco es preocupante, prosigue, si aparecen angiomas o manchas rojas en la nuca de tu bebé. «Se producen por un mayor crecimiento de venitas o capilares sanguíneos y desaparecen espontáneamente». O si el niño presenta al nacer hemorragias en la parte blanca de los ojos. «Se producen en el momento del parto y el organismo reabsorbe la sangre sin necesidad de tratamiento», añade Casado.


Por último, entre las recomendaciones que hace este especialista en el curso de www.mecenium.com, destaca la referida a la temperatura del neonato, motivo de disputa entre muchas parejas. «Durante la primera semana, los recién nacidos duermen casi todo el día. Sólo se despiertan para comer o porque algo les impide descansar. La temperatura del bebé oscila entre 36 y 37 grados. Cuando es baja, significa que está poco abrigado. Si es mayor de 37’5 puede estar demasiado abrigado o tener una infección», concluye este experto.


Los cursos de www.mecenium.com


Mecenium.com tiene además cursos sobre «El primer año de vida del niño», «El segundo año de vida del niño», «El niño en la etapa preescolar», «Enfermedades de boca, garganta, nariz y oídos», «Enfermedades del sistema respiratorio y sus tratamientos», «Salvar a un niño: Reanimación cardiopulmonar». Cuestan menos de 30 euros y pueden ser un magnífico regalo para padres noveles. www.mecenium.com