Los tribunales de tránsito registran personas que han acumulado 400 infracciones y siguen transitando sin inconvenientes y violando la Ley.Apenas el 3 por ciento de los infractores del tránsito pagan las multas que les imponen los agentes de la Autoridad Metropolitana del Transporte (Amet), debido a que la Ley 241, no les obliga a cumplir con ese requerimiento.


El hecho adquiere una mayor gravedad si se toma en cuenta que los tribunales de tránsito registran a personas que han acumulado hasta 400 infracciones sin pagar y siguen conduciendo sus vehículos sin ningún inconveniente. Pero además, las multas de tránsito que los tribunales de tránsito no cobran perimen un año, de acuerdo a la Ley.


Las autoridades de la Amet abogan por una modificación de la Ley sobre Tránsito Terrestre para que, en un período no mayor de un mes, los infractores tengan que pagar el costo de las infracciones o, de lo contrario, pagar un recargo que crecería con el tiempo.


El propósito es que el Estado impida a los morosos renovar sus licencias de conducir, la Cédula de Identidad y les imponga impedimento de salida del país, entre otras restricciones, como sucede en otras naciones.


Debido a la flexibilidad de dicha ley, en múltiples ocasiones, la Amet retiene vehículos para obligar a los conductores a pagar las multas, en violación a la misma, tomando en cuenta que esa medida sólo cuando un conductor circula sin la matrícula del vehículo, ebrio o cuando maneja temerariamente.