Un estudio científico demuestra que el alto nivel de exigencia de una persona está relacionado con las preocupaciones sobre la imagen corporal que pueden derivar en una anorexia o bulimiaDos aspectos del perfeccionismo (adaptativo y desadaptativo) están involucrados en la insatisfacción corporal y el desarrollo de trastornos de la alimentación, según un estudio publicado esta semana en la revista ‘Journal of Eating Disorders’.


La investigación indica que tanto el perfeccionismo adaptativo, un alto nivel de actuación de una persona hacia el logro de una imagen corporal, como el desadaptativo, que tiene que ver con errores y opiniones de otras personas, están implicados en las crecientes preocupaciones sobre la imagen corporal, que a su vez conlleva un riesgo de desarrollar un trastorno alimentario.


El estudio, realizado con datos de más de mil mujeres de entre 28 y 40 años, porTracey Wade y Tiggemann Marika, de ‘Flinders University’ (Australia), demostró que las mujeres que deseaban un índice de masa corporal más bajo y un tamaño más pequeño del cuerpo tienden a estar más preocupadas por cometer errores, por la organización y dudar más de sí mismas que los demás.


«Sabiendo que el perfeccionismo de cualquier tipo es un factor de riesgo para los trastornos alimentarios, deberíamos hacer frente a actitudes de todo o nada con los pacientes», afirmó Tracey Wade.