Las celebridades revelan las tallas reales de sus cuerpos. Cuáles son sus consejos para recuperarse luego de un embarazo y sus secretos para mantenerse años tras año. Las más bellas se Hollywood se confiesan.


Adele. En el 2009 la cantante Adele dijo que su talle era un XXL. Aunque se siente segura y conforme con su figura, en reiteradas circunstancias confesó que se esforzaba por llegar a un XL o L grande, el cual suele ser su peso ideal (equivalente a un 46 en las medidas comunes a nuestro país).


La ganadora del premio Grammy dijo que nunca tuvo problemas con la forma de su cuerpo y dijo que siempre prefiere tener un almuerzo con amigos que ir a un gimnasio. Tras recibir críticas sobre su peso, Adele confirmó que nunca podrá ser súper delgada como quieren los diseñadores de moda, porque su busto y sus curvas la mostrarían desproporcionada. Y ella está conforme con sus medidas.


Jennifer Lopez. Existe algo más para apreciar de Jennifer Lopez, además de su belleza, su talento para el baile, el canto y los negocios, y son sus curvas. Ella misma confesó que nunca podría tener talle cero (XXS) porque es algo que no le parece saludable aunque las modas lo impongan.


Se siente más cómoda con su talle small (36 en nuestras medidas) el cual mantiene desde hace más de una década. Lo atribuye a su esfuerzo por entrenar de dos a tres veces por semana con su personal trainer. No hace dietas, pero controla no comer demás. Prefiere verse sana y voluptuosa y sabe que el secreto es comer de todo midiendo las porciones y no caer en los excesos.


Christina Aguilera. La cantante Christina Aguilera estuvo en la boca de todos por su aumento de peso luego de dar a luz a su hijo. Según dicen pasó de tener una talla XXL a una talla L (aproximadamente de un talle 30 al 42 de nuestros pantalones). Ella misma afirma que sin importar la talla o la forma del cuerpo que se tenga, lo mejor es cuidarlo y amarlo como es. Dijo (¡y festejamos!) que desea que las mujeres se sientan orgullosas de sus figuras y no estén envidiando a las demás.


Sarah Jessica Parker. A pesar de ser madre de tres niños la actriz Sarah Jessica Parker tiene una figura muy delgada. Los diseñadores que suelen vestirla aseguran que su talle es XXS o S (talle 32/34 en nuestra ropa) ya que todo su cuerpo es menudo.


Pero ella atribuye que su peso se debe a su genética familiar y a que tiene un rápido metabolismo. A pesar de ello, se sabe que la estrella de la serie “Sexo en la ciudad” es fanática de la alimentación baja en carbohidratos y siempre controla sus porciones de comida. Realiza Pilates y se la suele ver realizando largas caminatas por las calles de Nueva York.


Madonna. Desde sus comienzos en los años 80, Madonna siempre tuvo una figura pequeña y delgada. Hoy, es una bomba sexual. Su madurez y sus estrictos ejercicios la llevaron a mantener su talle XS/S (32/34 para un pantalón en Argentina). Devota de una alimentación sin excesos, atribuye que su cuerpo se ve tan tonificado, ya que realiza Pilates y baile todos los días.


Scarlett Johansson. Scarlett Johansson suele decir que una de las cosas que más le gusta escuchar a una mujer es que se ve sexy. Es que la bella actriz tiene una figura con mucho sex appeal que logra robarse todos los suspiros. Su verdadero talle es XS (aproximadamente un talle 32 si usara las medidas Argentinas). Varias veces se la criticó por tener un exceso de cirugías plásticas o celulitis en sus piernas, pero Scarlett está feliz con su figura y no duda en mostrarla en cada película en la que participa.


Beyoncé. Conocida por ser la dueña de un cuerpo curvilíneo y voluptuoso, Beyoncé representa al grupo de divas con una figura de reloj de arena. Ella está orgullosa de sus medidas y hasta escribió varias canciones que hacen referencia al poder y sensualidad que irradia.


Luego de ser madre logró recuperar su talle small (aproximadamente un 36 en las medidas de nuestro país). Confesó que se siente mejor y más bella cuando no pisa los extremos: ni extremadamente delgada, ni con sobrepeso. Le gustan las curvas y hace de todo para mantenerlas.