Ha firmado entrevistas falsas con el Dalai Lama o varios premios Nobel. Mató a Gabriel García Márquez, a Fidel Castro y a la escritora nacional Isabel Allende.


Además, ha suplantado a través de Facebook y Twitter identidades de personajes famosos, como Mario Vargas Llosa, el Papa Benedicto XVI o Umberto Eco. Con este currículo se presenta el periodista italiano, Tommasso Debenedetti, que ahora se adjudica el engaño al diario español El País.


El periódico debió hoy retirar su publicación de las calles y de su sitio de internet una fotografía falsa de Hugo Chávez durante el proceso quirúrgico en La Habana.


En declaraciones a la agencia mexicana Notimex, Debenedetti asumió la responsabilidad sobre el origen de dicha foto.


“La falsa foto de Chávez, que tomé de un video de YouTube, la envié la semana pasada a una agencia de Costa Rica, a la agencia estatal venezolana y a Prensa Latina (cubana) y nunca me imaginé que iría a terminar en la primera plana de El País”. asegura Debenedetti a Notimex.


El periodista afirma que su intención es denunciar la falta de controles en la información y la facilidad de suplantación que existe en Internet.


Una “mala praxis” profesional que llevó a El País a caer en su trampa.


En una nota informativa sobre lo ocurrido, El País sostuvo que la agencia Gtres Online fue la que vendió la foto, que habría costado unos 30.000 euros, e inició una investigación para “determinar las circunstancias de lo sucedido y los errores que se hayan podido cometer en la verificación de la fotografía”.


No deja de resultar curioso que el El País ya había realizado una entrevista-reportaje sobre este curioso personaje, Tommasso Debenedetti.