ladronDespués de secuestrar y violar a una chica e intentar quemar una casa, muere a manos de la policía, no sin antes actualizar su estado en la red.


Un delincuente que había sido puesto recientemente en libertad encadena una secuencia de crímenes en el estado de Michigan (EE.UU.) mientras huía de la policía. Antes de ser abatido tuvo tiempo para informar a sus amigos en Facebook del lío en el que se había metido.


Todo empezó cuando Eric Ramsey se metió en un coche conducido por una estudiante de la Universidad Central de Michigan y, tras amenazarla con una pistola, la obligó a conducir a una casa cercana, donde la violó. La estudiante fue forzada otra vez a conducir, pero logró saltar del coche en marcha y se refugió en la primera casa que encontró.


Ramsey la siguió y trató en vano de entrar en la casa, después de lo cual resolvió rociar la vivienda con gasolina e intentó prenderle fuego. Fue entonces cuando la chica llamó a la policía y el delincuente huyó en el coche.


Horas más tarde, un sargento de la policía del Estado de Michigan vio al sospechoso en un estacionamiento. Cuando se le acercó, Ramsey se dio a la fuga, no sin antes estrellarse contra un coche de patrulla.


Ramsey terminó abandonando el vehículo de la estudiante y robó un camión de saneamiento. La rocambolesca huida tocó a su fin después de que el criminal chocara otra vez contra otro coche patrulla, momento en que tuvo margen para actualizar su estatus en Facebook y escribir: “Chicos, creo que me van a disparar”. Sus sospechas resultaron ciertas, la policía se vio obligada a abrir fuego y el delincuente murió.