Los rayos tractores sirven para atraer y mover objetos.En las películas de ciencia ficción hemos visto más de una vez ese rayo de luz que naves intergalácticas emplean para atraer objetos o abducir a incautos humanoides.


Inspirados en la idea, científicos británicos lograron desarrollar un láser con las mismas propiedades, eso sí, tan sólo a un nivel microscópico, lo que dicen podría ser útil en medicina. La investigación, publicada en la revista Nature Photonicsand fue llevada a cabo por expertos de la Universidad de St. Andrews.


Láser tractor


No es la primera vez que la ciencia intenta replicar este láser utilizado con frecuencia en series como “Viaje a las estrellas”, donde servía para mover objetos inmensos en el espacio.


En 2011, investigadores en China y Hong Kong mostraron cómo podía lograrse con rayos láser de una forma determinada. La agencia espacial NASA incluso ha financiado un estudio para examinar cómo esta técnica podría ayudar a manipular muestras en el espacio.


El nuevo estudio liderado por el Dr. Tomas Cizmar, investigador de la escuela de medicina de la Universidad de St. Andrews, dijo que aunque la técnica es muy nueva tiene un enorme potencial. “Las aplicaciones prácticas podrían ser enormes, es muy emocionante.


Los láser tractores son muy selectivos en las propiedades de las partículas sobre las que actúan, por lo que podrían atraer partículas específicas en una mezcla”. “Las aplicaciones prácticas podrían ser enormes, es muy emocionante”


Tomas Cizmar, investigador de la Universidad de St.Andrews


“En algún momento podrían ser usados para separar células sanguíneas, por ejemplo”. Normalmente, cuando objetos microscópicos son tocados por un rayo de luz, los fotones los direccionan a lo largo de ese haz de luz.


Esta fuerza de radiación fue identificada por primera vez en 1619 por el astrónomo alemán Johannes Kepler, al observar que las colas de los cometas siempre apuntaban a una dirección opuesta al sol. La técnica del Dr. Cizmar permite revertir esta fuerza. “Es sorprendente -dice- sólo cuando miramos en detalle el proceso nos dimos cuenta de esta reversión. Ocurre en un campo muy estrecho”.