gordasAl alcanzar la vejez las personas con sobrepeso tienen más reservas en el organismo, señalan estudios realizados por científicos norteamericanos.


Un centenar de estudios norteamericanos revelan que las personas con un peso normal son más propensas a morir antes que quienes tienen un poco de sobrepeso. Así, las investigaciones recogen que si en la vejez se pierde peso por problemas de salud, las personas gorditas tienen más reservas.


Si con el Año Nuevo has pensado en comenzar una vida sana, aunque parezca imposible olvidarse de las dietas y disfrutar un poco más de la comida puede ser la mejor opción. Un poco de peso extra puede ayudarte a vivir más tiempo.


Una extensa investigación recoge que los hombres y mujeres más regordetes viven más tiempo que los delgados. Al menos, a esa conclusión han llegado unos investigadores que han revisado las conclusiones de un centenar de trabajos.


La explicación es que quienes tienen algo de sobrepeso tienen más reservas de grasas de las que echa mano el organismo cuando con la vejez surgen problemas de salud. También es posible que los problemas derivados del exceso de peso, como la hipertensión o la diabetes, obligue a los gorditos a controlar más su salud.


Algunos estudios sugieren además, la influencia de la genética. Otra idea es que las personas gorditas hacen más ejercicio que las delgadas, que muchas veces pasan hambre para no engordar o fuman para controlar el hambre.


Estos investigadores, tras repasar un centenar de trabajos, afirman que las personas con sobrepeso tenían un 6% de posibilidades menos de morir al concluir el estudio, según publica el Daily Mail.