Las Claves De La Primera Cita

primeras sitasEs muy probable que exista más compatibilidad entre quienes comparten características sociales, rasgos psicológicos y atractivo físico, que entre los que no tienen puntos en común. Cuando uno menos se lo espera, los hijos se hacen mayores. Al menos así lo sienten muchos padres, sobre todo cuando «sus niños» se enfrentan a su primera cita.


Durante la adolescencia, al tiempo que crece la intimidad entre las amistades del mismo sexo, comienzan a aparecer las primeras relaciones con el sexo opuesto. Es habitual que, al principio, casi todas las interacciones tengan lugar en grupo, que posteriormente sirven para dar el primer paso para aprender a relacionarse con el sexo opuesto.


La adolescencia es la etapa para probar, imaginar y descubrir en qué consiste participar en grupos y parejas de educación mutua. Es un aprendizaje en el que se conforman experiencias para fortalecer actitudes básicas hacia los roles y conducta sexual sin sentir presión de quedar demasiado comprometidos con alguien.


Los chicos a los que se les ha enseñado a ocultar sus sentimientos pueden tener problemas para desarrollar relaciones más íntimas. A medida que los jóvenes crecen, las citas se convierten en un medio de clasificación y elección de pareja. Es más probable que exista más compatibilidad entre quienes comparten características sociales, rasgos psicológicos y atractivo físico, que entre los que no tienen puntos en común.


Según Tomás Fernández García y Laura Ponce de León, autores del libro Trabajo Social con Familias, (Ediciones Académicas S.A) las citas tienen siete funciones en la adolescencia:


—Recreación: la oportunidad de divertirse con alguien de sexo opuesto.


—Socialización: que se conozcan y adquieran técnicas de interacción.


—Posición: la oportunidad de mejorar la posición en el grupo al ser visto con alguien a quien se considera deseable.


—Elección de pareja: la oportunidad de tratar a miembros del sexo opuesto con el propósito de elegir pareja.


—Sexo: la posiblidad de experimentar con la sexualidad o recibir gratificación sexual.


—Compañía: la oportunidad de encontrar un amigo del otro sexo con el cual relacionarse y compartir actividades.


—Intimidad: la oportunidad de establecer una relación cercana y significativa con una persona del sexo opuesto, a través del afecto, respeto, lealtad, confianza mutua, sinceridad, amor y compromiso.