La hermosa Elisabetta Canalis se destapó en una producción para la marca italiana de ropa interior Lormar.


Esta diosa de 34 años sorprendió con su cuerpo desde que saltó a la fama tras su separación del actor George Clooney.


La joven se destacó con su participación en el film “Dece Bigalow – Gilogó europeo” y, pese a que su carrera como modelo va en ascenso, su verdadero sueño es convertirse en una gran actriz.


Luego de un romance que duró un año y medio con la estrella de Hollywood, Elisabetta se mantiene lejos de figuras famosas, al menos en estos momentos que se dedica de lleno a su carrera profesional.