Publicó mensajes como "el indicador de combustible ha bajado a cero" o "el piloto ha encontrado un cable desconectado".El fundador del portal de almacenamiento Mega, lanzado el pasado día 20, relató a través de su cuenta de Twitter el suceso. “No es una broma. Aterrizaje forzoso en medio de la nada”, comentó Dotcom, y a continuación escribió: “el piloto está tratando de identificar el fallo” mecánico.


Sin perder el humor, el informático que cumplió 39 años la semana pasada, avisó a su esposa, Mona, que iba a llegar tarde a cenar. “El indicador de combustible ha bajado a cero”, “podríamos tener en estos momentos uno de esos helicópteros de combate”, “el piloto ha encontrado un cable desconectado”, “el indicador de combustible vuelve a funcionar”, “comprobando los motores”, relató Dotcom.


“¡Estamos en tierra! De vuelta al trabajo. Wohoooo”, concluye Dotcom.


Al final, el dueño del desaparecido Megaupload llegó sano y salvo a tierra y a tiempo para cenar con su esposa y cinco hijos en su mansión en Auckland, en el norte de Nueva Zelanda.


Estados Unidos acusa a Megaupload de haber causado más de 500 millones de dólares (371 millones unos millones de euros) en pérdidas a la industria del cine y de la música al transgredir los derechos de autor y obtener con ello unos beneficios de 175 millones de dólares (unos 130 millones de euros).


El juicio de extradición de Dotcom de Nueva Zelanda a Estados Unidos para ser juzgado por piratería informática está previsto que empiece el próximo agosto, después de varios aplazamientos.