Se calcula que unos 250 elefantes han muerto por este cargamento equivalente a más de un millón de dólares.La autoridades de Kenia incautaron dos toneladas de marfil, valoradas en unos 100 millones de chelines (1,15 millones de dólares), que fueron encontradas en un contenedor en el puerto de Mombasa y cuyo destino era Indonesia.


Según el subcomisario de la Administración Tributaria de Kenia encargado de Puertos, Gitau Gitau, “se recibió una alerta de las oficinas centrales en Nairobi sobre un contenedor que iba a transportar marfil camuflado como piedras decorativas”.


“Después de la incautación nos dimos cuenta de que los documentos que se estaban usando eran falsos”, explicó Gitau al diario local Daily Nation, que detalló que se incautaron exactamente 638 piezas de marfil.


La fuente concretó asimismo que las dos toneladas de marfil se encontraban en un contenedor de seis metros de largo que estaba a bordo de un buque de nombre MV LalaBahadur.


Gitau indicó que otra carga similar fue interceptada en Hong Kong tras haber pasado el proceso de verificación del puerto de Mombasa hace un mes, también por el uso de documentos falsos emitidos por un agente de aduanas, que será suspendido mientras se lleven a cabo investigaciones.