ItaliaTras estudiar los compuestos de seis tabletas encontradas en un naufragio de la era del Imperio Romano de más de 2.000 años de antigüedad, científicos descubrieron que se trataba de un medicamento para infección ocular.


Las tabletas fueron encontradas en una pequeña caja a bordo del antiguo barco hallado frente a la costa de Italia. Las muestras del frágil material revelaron que, entre los ingredientes farmacéuticos, contenía grasas animales y vegetales, resina de pino y compuestos de zinc. La investigación, publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS – Actas de la Academia Nacional de Ciencias), afirma que la medicina pudo haber sido utilizada para tratar infecciones del ojo.


“Me sorprendió el hecho de haber encontrado tantos ingredientes y que hubieran estado tan bien conservados considerando que pasaron tanto tiempo bajo el agua”, explica Maria Perla Colombini, profesora de química de la Universidad de Pisa, Italia, una de las investigadoras.


El naufragio donde fueron descubiertas las tabletas data de entre 140 y 130 a.C., y se piensa que se trataba de un barco que navegaba desde Grecia por el Mediterráneo. El material fue hallado en 1974 frente a la costa de la Toscana y analizado durante las décadas de 1980 y 1990. Pero sólo ahora las tabletas pudieron ser estudiadas a fondo.


“Utilizamos un escalpelo muy delgado para separar una pequeña capa de la sustancia que queríamos analizar”, dice la profesora Colombini. La espectrometría de masas reveló que las tabletas contenían una variedad de ingredientes.


El equipo encontró resina de pino, que contiene propiedades antibacterianas. También se detectaron grasas animales y vegetales, entre ellas posiblemente aceite de oliva, conocido porque se utilizaba en perfumes antiguos y preparaciones medicinales.


También hallaron almidón, que -se piensa- es una sustancia que se usaba en cosméticos en la era romana. Asimismo, el equipo también descubrió compuestos de zinc que, según cree, pudo haber sido el ingrediente activo en las tabletas. Dada la composición de la medicina, los investigadores piensan que pudo haber sido para uso oftálmico. 


Escritos antiguos


Descubrir medicamentos antiguos es algo raro, especialmente cuando están en tan buenas condiciones como las tabletas del llamado naufragio de Pozzino. Mucho de lo que se sabe hoy sobre la medicina antigua proviene de los escritos de la época.


Gianna Giachi, de la Superintendencia para en Patrimonio Arqueológico de la Toscana, afirma: “Comparamos nuestros resultados con lo que escribieron los autores de la antigüedad, incluido Teofrasto (de 371 a 286 a.C.), Plinio el Viejo y Dioscórides (ambos del siglo I d.C.) y encontramos una enorme correspondencia con los ingredientes antiguos, especialmente con el uso de compuestos de zinc”.


“Además, la literatura científica reciente documenta la utilización de farmacología romana en compuestos de zinc, especialmente para la preparación de polvos utilizados para el tratamiento de enfermedades de los ojos”. Giachi agrega que el estudio podría ayudarnos a entender mejor el mundo farmacéutico antiguo, que era sorprendentemente sofisticado.


“La investigación muestra el cuidado, incluso en tiempos antiguos, que se ponía en la selección de la compleja mezcla de productos para poder conseguir el efecto terapéutico deseado y para ayudar a la preparación y aplicación de la misma medicina”, añade la experta. En un estudio sobre las tabletas publicado anteriormente, investigadores de Estados Unidos llevaron a cabo análisis genéticos del material vegetal que contienen esos medicamentos.


Robert Fleischer, del Centro Smithsoniano para la Genética Evolutiva y de Conservación, encontró extractos de plantas, incluidos zanahoria, rábano y perejil, lo cual sugiere que las tabletas pudieron haber sido utilizadas para problemas gastrointestinales.