El actor, sin pelos en la lengua, habla -y bromea- sobre la paternidad, homosexualidad y política en una entrevista para la revista «Max». George Clooney se ha desnudado para la revista italiana Max en la que ha hablado sin pelos en la lengua sobre política, homosexualidad, hijos, matrimonio y… «lifting» en los testículos.


En la portada bromea con una foto en la que aparece tapado hasta las narices con un jersey de cuello alto mientras declara: «Nunca podría ser político, he estado con muchas mujeres y he abusado mucho de las drogas».


La noticia sobre las adicciones de George Clooney ya la conocimos en una entrevista que concedió en 2008 a la revista «Esquire». Pero en esta nueva publicación, el actor nos ha dejado con la boca abierta.


«No me he retocado las arrugas de los ojos pero sí que me he gastado mucho dinero para hacerme un “lifting” en los testículos. No me gusta nada tener arrugas ahí abajo», cuenta George Clooney, quien aclara que «se trata de una técnica nueva, en Hollywood lo hacen todos, se llama “ball ironing».


Lo cierto es que el lifting escrotal existe, pero no sabemos si George Clooney ha realizado estas declaraciones para tomar el pelo al respetable, aunque a veces es mejor no saber la verdad.


Apuesta sobre su boda y su paternidad


El actor también ha hablado sobre sus reticencias al matrimonio: «Michelle Pfeiffer y Nicole Kidman se apostaron 10.000 dólares a que me casaría antes de los 40. Como no fue así, me mandaron el dinero y yo se lo reenvié, apostando el doble a que no tendría hijos antes de los 50. Cuando me viene el instinto paterno, voy a casa de Brat y Angelina y recuerdo por qué estoy tan bien solo».


Sobre la homosexualidad, Clooney afirma: «Todos piensan que soy gay. ¡Y qué me importa! Nunca desmentiré ningún rumor porque no quiero que la gente pueda creer que ser homosexual es una cosa negativa. Mi vida privada es solo mía, privada y punto».