En prácticamente todas las mediciones conocidas en el país, el tema que mayor preocupación genera a los dominicanos es el de la delincuencia y los altos niveles de violencia que afectan a la sociedad.Al menos 2.251 personas fueron asesinadas en la República Dominicana durante el año pasado, un 11 % menos que las 2.517 víctimas de 2011, según datos suministrados hoy por la Policía Nacional.


El organismo precisó que dentro de esas cifras 1.405 personas perdieron la vida en conflictos sociales, mientras que en 2011 el balance fue de 1.704 muertes, para un porcentaje menor de un 18 por ciento.


La Policía dominicana, seriamente cuestionada por diversos sectores locales ante los métodos que utiliza para contrarrestar la delincuencia, informó que 231 personas resultaron muertas en 2012 al enfrentar a sus agentes, en tanto 43 de sus hombres cayeron a manos de antisociales, para un total de 27 muertes menos que en 2011.


Los datos policiales precisaron, asimismo, que también se redujo en 2012 el número de muertes violentas de efectivos de las Fuerzas Armadas con relación al año 2011. En ese sentido, informó que en los últimos 12 meses fueron asesinados 23 militares, por los 47 que corrieron igual suerte en 2011.


Las autoridades destacaron, por otra parte, que el robo de vehículos ha disminuido en el país, pero ha aumentado el hurto de motocicletas. En prácticamente todas las mediciones conocidas en el país, el tema que mayor preocupación genera a los dominicanos es el de la delincuencia y los altos niveles de violencia que afectan a la sociedad.


Muchos coinciden en que se deben endurecer las penas, reformar a la Policía Nacional y mejorar la considerada pobre eficiencia del Ministerio Público a la hora de formular expedientes sólidos contra los criminales y de proteger a las víctimas. A esto se agrega la cierta facilidad con la que muchos condenados recobran su libertad, así como asesinatos espeluznantes atribuidos al narcotráfico, que hasta hace poco solo ocurrían en otros países.