Varias empresas y comercios anunciaron por separado, que con el objetivo de favorecer “los bolsillos” de sus clientes, absorberán durante el mes de enero y, otros todo el año, el incremento de un 2% y 8% del ITBIS a productos de consumo masivo aprobados en la reforma fiscal.


La primera empresa en anunciar la iniciativa fue el Supermercado Bravo, que desde el pasado sábado publicó que “sus precios se mantendrán aún con el alza en el ITBIS que entra en efecto el 1 de enero de 2013” y se comprometió a congelar los precios de más de 8,000 productos hasta el 31 de enero.


Mientras, la tienda La Sirena en un comunicado publicado hoy, establece que “ninguno de los productos de alimentación subirán de precios en nuestras tiendas por motivo de ITBIS durante el mes de enero”.


Indica que unos 662 artículos de su catálogo de productos de alimentación se verán afectados con un aumento en el ITBIS del 8%, entre los que se encuentran los aceites, azúcares, cafés, cocoas, mantequillas, margarinas y yogures.


En tanto, Delta Comercial S.A., avisó a todos sus clientes y relacionados, en un espacio pagado, que también asumirá el incremento del ITBIS en todos sus departamentos de venta de vehículos, repuestos y taller en todo el año 2013. También Helados Bon publicó que “mantendrá los mismos precios con la misma calidad” y, que aumentó el cariño, no el precio.