El niño que asegura haber visitado el cielo acompañado por Jesucristo y haber conocido allí a su bisabuelo y a una hermana que no llegó a nacer, llamó a los españoles para que hagan su fe más infantil para poder estar más abiertos a creer.


“Jesús te quiere y todo lo que tienes que hacer es creer en Jesús nuestro Salvador y no debes excluir a los niños por comportarse como niños sino que debes aceptarlos y hacer que tu fe sea más infantil para estar más abierto a creer y para que tu fe sea más fuerte”, ha remarcado Colton Burpo en una entrevista concedida a Europa Press.


Colton, que se muestra firme ante los incrédulos con los que se ha encontrado desde que contara su historia –“puedes creer lo que quieras pero yo sé lo que vi”–, aún recuerda los detalles de su visita al cielo hace diez años.


“Jesús tenía el pelo y la barba castaños y los ojos de un azul como el mar, muy bonitos, y una gran sonrisa. Si los ángeles son más grandes que los humanos y los arcángeles más aún, Jesús es lo más grande que puedas imaginar. Es el que tiene más forma humana porque vivió entre nosotros”, afirma.


LA HISTORIA


Todo empezó en un viaje a Colorado. Colton se quejó de un dolor de estómago. Después de una visita al médico, su diagnóstico fue de gripe.


De vuelta a su casa en Nebraska , volvió a visitar al médico, pero no hubo mejoría y Colton fue empeorando rápidamente. Tras esto, el problema fue un mal diagnóstico. Colton, que contaba únicamente con tres años, lo que sufría realmente fue una rotura de apéndice.


Durante la operación de Colton, sus padres, Todd y Sonya, rezaron en habitaciones separadas, pensando que iban a perder a su hijo.


Después de una difícil recuperación, Colton mejoró y salió adelante, pero las cosas que Colton hizo y dijo tras la intervención, eran cuanto menos, extrañas.


Su padre Todd le pregunto bromeando a Colton si quería volver al hospital. “Lo mire por el retrovisor del coche, y decía que los ángeles estaban cantándole. Le mire, y él estaba serio”, cuenta su padre.


Colton dijo que había estado en el cielo y que vio muchas cosas y conoció a mucha gente, incluido a Pop, su bisabuelo, el cuál murió 30 años antes del nacimiento de Colton. Colton dijo que vió a un hombre joven y sin gafas, tal y como asegura la abuela haberlo conocido.


La parte más sorprendente de la historia de Colton fue cuando le confesó a su madre que tenía más de una hermana. Sus padres nunca le dijeron que tuvieron un aborto involuntario. “Ella me resultaba familiar y empezó a darme besos y me dijo que estaba contento de tener a alguien de su familia allí”, contó el niño.


Con el tiempo, las visiones del joven se hicieron más reales, desde su descripción de Jesús, a sus conversaciones con Dios, incluso una discusión sobre el Armaggedón.


La familia Burpo ha aceptado la increíble historia de su hijo pequeño. Ellos ponen las palabras en páginas y rezan para recibir orientación.


Tras esto, Todd, el padre de familia, ha publicado un libro en el que cuenta la experiencia. Se ha sacado a la venta más de medio millón de unidades, y librerías de todo el país siguen demandando más copias.


El libro está disponible tanto para libros electrónicos como cintas de audio entrando incluso en la lista de Bestsellers del New York Times.