Ante una denuncia de agresión, el actor le pagó para evitar una demanda y el juicioEn el pico de su carrera, en el año 1987, Sylvester Stallone tuvo que cerrar un acuerdo millonario con su hermana para que ella no lo acuse por agresiones recibidas durante años, según informó New York Post.


En la publicación norteamericana se señala que el protagonista de Rocky y Rambo decidió pagarle 2 millones de dólares a Toni-Ann Filiti, además de 50 mil dólares por año para gastos médicos y psiquiátricos.


Filiti, fallecida en agosto de 2012 por un cáncer, acusaba a Stallone de violencia física. El actor se encargó de rechazar cada denuncia, aunque luego decidió pactar con ella para evitar instancias judiciales como una demanda y un juicio, como se detalla en los documentos del acuerdo.


Para Jackie, la madre de Stallone y Filiti, el actor fue víctima de “un chantaje”, según declaró al New York Post, y aseguró que su hija era “una adicta” a los analgésicos.


Mientras que Edd, hijo de Filiti, lamentó que con las declaraciones de sus familiares su madre “parezca la oveja negra” de la familia.