Así nace un planeta

Captan por primera vez etapa de formación de planetas gigantesUn equipo internacional del proyecto ALMA captó por primera vez un etapa claves en el proceso de formación de planeta gigantes, observando una estrella ubicada a más de 450 años luz de la Tierra.

El radiotelescopio, situado en el desierto de Atacama chileno, logró observar el momento en que, según los especialistas, los planetas gigantes crecen por absorber el gas que se encuentra en el disco exterior a través de corrientes de gases que forman un puente con el disco interno.

La etapa correspondería a grandes corrientes de gas que rodean las estrellas más jóvenes y fluyen a través de los discos. Un fenómeno único, el primer descubrimiento de ALMA, que sería provocado por planetas gigantes que succionan este gas a medida que se agrandan.

Los resultados fueron obtenidos gracias a la observación de HD 142527, una estrella joven rodeada de gas y polvo cósmico.

“Los astrónomos habían hablado sobre la existencia de estas corrientes, pero es la primera vez que hemos podido verlas directamente”, dijo en un comunicado Simon Casassus, de la Universidad de Chile, quien dirigió este estudio publicado en la revista Nature.

Para observar de cera el gas y el polvo cósmico que rodeaba la estrella se utilizaron ondas submilimétricas de ALMA, descubriéndose dos corrientes de gas densas que circulan desde el disco exterior, 14 veces más alejado, hacia el disco interior.

“Creemos que hay un planeta gigante oculto dentro, y que es la causa de estas dos corrientes. Los planetas crecen al absorber el gas del disco externo, pero dejan escapar otra gran cantidad de gas: el resto de gas desborda y alimenta el disco interno alrededor de la estrella”, señaló Sebastián Pérez, miembro del equipo.

El desafío de los científicos es, por ahora, captar de forma directa los planetas gigantes, ya que se encuentran profundamente ocultos.

“Hemos buscado estos planetas con instrumentos infrarrojos de última generación instalados en otros telescopios. Sin embargo, creemos que estos planetas en formación aún se encuentran inmersos en lo profundo de las corrientes de gas profundo de las corrientes de gas, que son prácticamente opacas”, señala Casassus.

Recordar que el el telescopio ALMA aún no finaliza su construcción, por lo que al alcanzar su capacidad máxima podrían observarse nuevos descubrimientos.