l arzobispo de Santiago, Ramón Benito de la Rosa y Carpio, expresó ayer que el país está ahora “invadido por la delincuencia y la corrupción”, como antes lo estuvo de franceses, haitianos, españoles y norteamericanos. Ante eso, exhortó a buscar la protección de la Virgen de la Altagracia para enfrentar esa realidad. El prelado, al encabezar la misa en el santuario de la parroquia La Altagracia, en esta ciudad, llamó a los dominicanos a luchar contra la inseguridad y la corrupción, “como lo hicieron nuestros antepasados contra aquellas naciones que invadieron el territorio nacional”. De la Rosa y Carpio sugirió pedir a la Virgen de la Altagracia que acompañe al pueblo en esta tarea, para superar el miedo de enfrentar esa problemática, que a su juicio representa “la invasión de la delincuencia organizada”. Hablando ante miles de fieles, sacerdotes y religiosas y autoridades civiles, judiciales, militares y policiales, dijo que para que haya delincuencia tiene que haber complicidad de autoridades, empresarios, periodistas y otros sectores. El purpurado indicó que es inevitable tener miedo, “pero es necesario vencerlo para poder enfrentar y salir airoso en esta guerra contra la delincuencia y la corrupción que hoy amenazan al país, como las invasiones del pasado”. “Un día como hoy los habitantes de esta tierra enfrentaron a los franceses que nos invadieron por la parte oeste y así durante nuestra historia fuimos invadidos por los haitianos, españoles, y dos veces en el siglo pasado por los norteamericanos, en unos casos salimos vencedores y en otros no, pero ahora estamos nuevamente invadidos por el crimen organizado”, expresó.El arzobispo de Santiago, Ramón Benito de la Rosa y Carpio, expresó ayer que el país está ahora “invadido por la delincuencia y la corrupción”, como antes lo estuvo de franceses, haitianos, españoles y norteamericanos. Ante eso, exhortó a buscar la protección de la Virgen de la Altagracia para enfrentar esa realidad.


El prelado, al encabezar la misa en el santuario de la parroquia La Altagracia, en esta ciudad, llamó a los dominicanos a luchar contra la inseguridad y la corrupción, “como lo hicieron nuestros antepasados contra aquellas naciones que invadieron el territorio nacional”.


De la Rosa y Carpio sugirió pedir a la Virgen de la Altagracia que acompañe al pueblo en esta tarea, para superar el miedo de enfrentar esa problemática, que a su juicio representa “la invasión de la delincuencia organizada”.


Hablando ante miles de fieles, sacerdotes y religiosas y autoridades civiles, judiciales, militares y policiales, dijo que para que haya delincuencia tiene que haber complicidad de autoridades, empresarios, periodistas y otros sectores. El purpurado indicó que es inevitable tener miedo, “pero es necesario vencerlo para poder enfrentar y salir airoso en esta guerra contra la delincuencia y la corrupción que hoy amenazan al país, como las invasiones del pasado”.


“Un día como hoy los habitantes de esta tierra enfrentaron a los franceses que nos invadieron por la parte oeste y así durante nuestra historia fuimos invadidos por los haitianos, españoles, y dos veces en el siglo pasado por los norteamericanos, en unos casos salimos vencedores y en otros no, pero ahora estamos nuevamente invadidos por el crimen organizado”, expresó.