Una nueva generación de celulares flexibles

celular flexibleEnróllalo, tíralo, aplástalo en tu mochila, písalo…. Que no se romperá. Investigadores están trabajando en teléfonos finos como cuchillas capaces de doblarse como una hoja de papel. Los primeros prototipos han sido un gran atractivo de las ferias de tecnología de este año. Se trata de los celulares flexibles.

Numerosas compañías trabajan en la tecnología: LG, Philips, Sharp, Sony y Nokia entre ellas, aunque reportes sugieren que es la surcoreana Samsung la primera que dará el salto comercial. Samsung apuesta por teléfonos inteligentes con pantalla de tecnología OLED (Organic Light Emitting Diode), y confía en que serán “muy populares entre consumidores de todo el mundo”. Sus pantallas se podrán doblar, enrollar y serán portátiles. “Tendrán una gran durabilidad al usar un sustrato plástico que es más delgado, ligero y flexible que la tecnología convencional LCD”, explicó un portavoz de Samsung.

Mundo sin papel

Hay otras tecnologías que podrían hacer flexible nuestro celular inteligente. Después de todo, el concepto de crear aparatos electrónicos flexibles y ensamblarlos en plástico igualmente maleable, nació en los años 60 con la aparición de los primeros paneles solares flexibles.

En 2005 Philips presentó el primer prototipo de pantalla que se puede enrollar. Puede que no haya sido obvio, pero un par de años después, la tecnología flexible llegó al mercado. El primer e-reader de Amazon usa una pantalla plástica no rígida, conocida como optical frontplane, para mostrar imágenes. El problema, es que los componentes que van detrás de la pantalla requieren de un soporte rígido.

Como muchos de los libros electrónicos que le siguieron, usa tinta electrónica (e-ink), una innovación desarrollada por la compañía estadounidense de mismo nombre. Las pantallas son en blanco y negro, y funcionan reflejando la luz natural en lugar de brillando por si mismas, imitando el papel de libro.

“Hay unos 30 millones de pantallas flexibles en el mundo hoy en día, las más antiguas son de 2006″, dice Sri Perumvemba de E-Ink” “Se adaptan bien a teléfonos simples, indicadores de memoria y batería, tarjetas de crédito inteligentes, relojes de pulsera y señales”.