Un transformer a control remoto, el juguete que piden los niños en Japón

La compañía japonesa de tecnología Brave Robotics dio a conocer para estas festividades un regalo que dejará encantado a más de un niño, pero con una gran preocupación a sus padres.

Se trata de un robot que se transforma en coche y se dirige mediante un control remoto.

Aunque la compañía no ha dado a conocer un precio oficial de venta al mercado, se espera que su precio esté alrededor de los 26.000 dólares.

Kenji Ishida -responsable de Brave Robotics- es el creador de esta nueva versión de un robot transformable cuya diferencia más destacable, con respecto a los anteriores de su tipo, es que su cuerpo está realizado mediante impresión 3D.

El autobot viene con una cámara Wi-Fi incorporada y sus imágenes pueden ser visualizadas a través de una ‘tablet’ o un ordenador.

Además, posee en sus extremidades superiores dos lanzamisiles capaces de disparar pequeños cohetes.

La compañía tiene la intención de hacer un transformer de tamaño real en 2030.