Posturas para dormir en pareja

Dormir en pareja puede ocasionar varios dolores de espalda en muchas ocasiones. Y cuando digo varios, ¡realmente me refiero a muchos! Sin embargo, dormir con nuestro amado puede ser una de las experiencias más agradables y benéficas para una relación. Tan sólo hay que encontrar la posición correcta y el punto de comodidad indicado para ambos. Parece difícil, ¡lo sé! Pero realmente no lo es.

Posturas para dormir en pareja¿Te interesa saber algunas posiciones para dormir en pareja? ¡Pues sigue leyendo!

Dormir acurrucados

Dormir acurrucados es una de las opciones más clásicas. Puede que no sea una de las posiciones más cómodas, pero si ambos encuentran el punto exacto pueden disfrutar de una noche de sueño muy plácida. También es una de las posiciones con mayor contacto físico. Se recomienda que el hombre pase el brazo por debajo del cuello de la mujer y la abrace con su otro brazo.

Dormir dando la espalda

Dormir dando la espalda a tu pareja no tiene por qué significar que ambos se están distanciando ni mucho menos. Puede tratarse de simple comodidad y también suele demostrar que existe una independencia entre ambos que los permite vivir una relación sana y duradera.

Dormir cara a cara

Pasamos de un extremo a otro, ¿verdad? Pero sin duda también se trata de otra de las posiciones más comunes y agradables. Debes tener en cuenta que con ella respirarás arriba de tu pareja y le demostrarás lo importante que él es para ti en tu vida. Aún estando separados físicamente, el hecho de chocar sus rostros los colocará más cerca que nunca. ¡Es una de las posiciones para dormir en pareja más románticas de todas!

Dormir tomados de la mano

Si aún no han podido encontrar acomodo con ninguna de las otras posiciones que mencioné anteriormente, siempre existe la posibilidad de que ambos se coloquen en la posición más confortable y se tomen de la mano. Así estarán relativamente juntos, pero también podrán disfrutar de una noche de sueño fantástica sin amanecer con innecesarios dolores en la espalda.

Ahora resta que decidas cuál de estas posiciones para dormir es la indicada para tu pareja y la pongas a prueba! Alguna de ellas será la tuya. No pierdas la esperanza.