El hospital en sus manos

El equipo en Zensorium quiere que usted tome su salud en sus propias manos… o al menos en su pulgar.

Los creadores de este producto esperan que los usuarios puedan mejorar su salud.La compañía desarrolló un dispositivo llamado el Tinké, que trabaja con un iPhone o un iPad.

Con base en tecnologías de sensores ópticos, Tinké mide los cambios en el volumen sanguíneo de su cuerpo.

Eso le permite medir su ritmo cardiaco, su frecuencia respiratoria y el nivel de oxígeno en la sangre cuando usted pone su pulgar sobre sus sensores de luz rojos e infrarrojos.

Zensorium desarrolló su propio software para usar estas mediciones y presentar un puntaje general de la salud del usuario en la pantalla de su celular o tableta.

También cuenta con un índice adicional que mide qué tan estresada está la persona en cualquier momento con base en el ritmo cardiaco.

La compañía dice que Tinké no es un dispositivo médico o de diagnóstico, sino más bien un “motivador” para que las personas se pongan metas y mejoren su salud.

Visit Thaveeprungsriporn, el director de la firma, dice que muchos países con poblaciones que están envejeciendo y cuentan con recursos para la salud pública van a verse en problemas en los próximos años.
“Les estamos dando poder a las personas para que ellos mismos cuantifiquen”, le dice a la BBC.

“Esperamos que sea tan fácil y simple que nos permita cambiar el comportamiento de los consumidores”.

Pero el inversionista y mentor de empresas incipientes Kristav Childress dice que este tipo de producto necesita validez para que los consumidores lo compren.

“Quisiera ver videos, testimonios y el valor claro del producto, además de un botón “pruébelo usted mismo” que permita usar una prueba”, dice.

Más allá de sus méritos, Tinké hace parte de una tendencia de producción de tecnología enfocada en la salud, que aprovecha los precios decrecientes de los sensores para ofrecerles a los consumidores el tipo de retroalimentación que anteriormente sólo habrían podido obtener de un médico.

La compañía también está trabajando en otro producto: un dispositivo para analizar la orina.

Visit dice que mientras más información puedan obtener las personas por sí mismas, mejor podrán detectar un problema y tomar medidas preventivas.