15 partes de tu cuerpo que odiás y que los hombres aman

¿Odiás tus caderas? Así sean demasiado flojas, huesudas, estrechas, anchas o de otra manera desagradable a tus ojos, es probable que la mayoría de los hombres las encuentren atractivas.

Las mujeres pierden una cantidad inconmensurable de tiempo sudando por las partes del cuerpo que los hombres encuentran sexies en cualquier estado físico. Echá un vistazo a esta lista para averiguar por qué tenés que aprender a amar a esos llamados “defectos”.

1. Pies. Muchos hombres aman en secreto los pies de las mujeres. Ellos ni siquiera prestan atención a esas partes que te dan aprensión, así que hacete una pedicura con tu color favorito y añadí un poco de joyería atractiva como una tobillera o un anillo ¡y listo!

2. Manos. ¿Cuán delicadas y atractivas son tus manos? ¿Qué revelan acerca de vos? Si tendés a ocultarlas en los bolsillos o a apretar los puños, podés estar indicando que no sos segura ni generosa. Tratá de abrir las manos y convertirlas en un símbolo de receptividad, atención y disposición a conectarte. A ellos les encanta.

3. Dedos. ¿Tus dedos lucen acicalados y con clase? ¿Tus uñas están perfectamente limadas y llevan un esmalte fresco, de agradable e interesante color? ¿Has utilizado los dedos para masajear suavemente los hombros de tu chico o acariciar sensualmente sus brazos y espalda? Podés quedar sorprendida por lo atractivo que tus dedos pueden ser para él cuando se imagina seducidos por ellos.

4. Espalda. ¿Qué tan fuerte y suave es tu espalda? Mientras que algunos varones se sienten atraídos por las piernas y los traseros, otros disfrutan de acariciar una espalda lisa y bien formada. Si tenés los músculos bien definidos o simplemente una espalda agradable, sin exceso de grasa o problemas de la piel, no creerás cuánto un hombre amará darte masajes y mimos en toda su extensión.

5. Trasero. Estás preocupada porque tenés un gran trasero. ¡Y qué! ¿Te das cuenta de que hay muchos hombres a los que les encanta eso? En realidad les excita la forma en que se ve y se siente también. La redondez es buena. Los cuerpos masculinos son más angulares, así que ellos realmente anhelan y aprecian la redondez del cuerpo de una mujer, así que no te preocupes más por verte delgadísima y sin curvas.

6. Labios. Tus labios no son grandes y deliciosos, son estrechos y pequeños… No te preocupes. Todavía podés provocarle escalofríos si los utilizás en los lugares correctos de su cuerpo; y no olvides el poder de las palabras que pronuncian en sus oídos. Utilizá tu tono de voz más seductor y decile lo sexy y poderoso que él es bien cerca al oído.

7. Sin maquillaje. Las mujeres tienden a sentirse cohibidas cuando salen por la puerta sin maquillaje. Sin embargo, la mayoría de los hombres prefiere un mínimo o ningún maquillaje, incluso si esto deja ver ciertas imperfecciones.

8. Relleno adicional. Las mujeres tienden a molestarse cuando no caben en sus jeans, pero en realidad, los hombres aman un poco de relleno adicional. Si esto no es popular, entonces ¿por Kim Kardashian está en todas las portadas de las revistas?

9. Líneas finas. Puede sonar tentador salir corriendo a conseguir un poco de Botox para corregir las líneas finas y las arrugas, pero un rostro natural le gana a las pieles estiradas y poco naturales. Además, algunas líneas son prueba de las experiencias de vida, de la confianza y de una mayor riqueza de conocimientos.

10. Las manijas del amor. Hay una razón por la cual se llaman “manijas del amor” a la piel extra alrededor de la cintura y las caderas, así que no te sientas insegura de esos kilos demás. A los varones no les gustan las mujeres escuálidas y angulares sin nada de dónde agarrarse.

11. Lóbulos de las orejas. Cuando él mordisquea tus orejas, no está usando una cinta métrica para fijarse en la forma de tus lóbulos. Los hombres aman a mordisquear y besar las orejas, así que sacate esos aros gigantes cuando llegues a casa y dale lugar a la ternura.

12. Lolas. Mientras que las chicas con pecho plano creen que nadie quiere salir con ellas, las que tienen lolas grandes ahorran para la cirugía de reducción mamaria. Mientras tanto, al final del día, los hombres aman a las mujeres seguras, sin importar el tamaño de sus pechos. Usá un corpiño con push-up o un reductor, lo que te haga sentir cómoda. Usá ropa interior sexy en la cama, y escapale a la cirugía. El se va a divertir acariciando tus pechos, sin importar su tamaño.

13. Celulitis. Los hombres pueden no amar la celulitis, pero no la odian como las mujeres. Mientras que ellas se preocupan demasiado por cada parte por separado, lo que les gusta a ellos es el cuerpo femenino entero.

14. Muslos grandes. En los tiempos primitivos, los muslos grandes en las mujeres significaban fuerza, vigor y capacidad de proteger a los niños. Aunque esto no es mucho consuelo en la cultura actual del cuerpo escultural, los muslos grandes siguen siendo muy excitantes para la gran mayoría.

15. Panza. Echale un vistazo a las bailarinas que hacen la danza del vientre o a la Venus de Milo. ¿Panzas? Sí, y grandes. Sin embargo, son dos símbolos sexuales que han durado milenios. ¿Por qué? Una vez más, es la actitud, y no el abdomen marcado lo que importa. Tratá de mejorar tu actitud antes de empezar la dieta de moda, y si están considerando una liposucción, asegurate de que sea tu barriga la que necesita el procedimiento, y no tu cerebro.