Una mujer de Folsom, California, demostró esta semana que el suyo no es el sexo débil al enfrentarse a un tiburón atigrado que la atacó en el mar de Maui, en Hawai. Mariko Haugen relató su encuentro cercano con un tiburón tigre de 3,6 metros de largo en las aguas de Maui, en Hawai, cuando ella estaba en el mar con su marido, Don, informó el sitio News 10.


La pareja había estado nadando con torugas y estaban a poco más de 7 metros de la orilla cuando de pronto escucharon los gritos de alarma desde la costa. “De repente fue como en Hollywood, cuando el tiburón se acerca con sus dientes. No puedo expresar lo terrible que fue”, señaló la mujer.


Pero Haugen estaba lista para hacerle frente al tiburón gracias a sus conocimientos en Taekwondo. “Fue lo que me salvó. Le pegué dos veces. La primera no lo alcancé y la segunda sí”, explicó la mujer, quien recibió entre 60 y 70 puntos en su mano derecha, la que sí hizo contacto con los dientes del animal.