Infiltrarían revoltosos en protestas contra RF

Grupos pagados por sectores políticos infiltrarían personas de “dudosa reputación” en las manifestaciones que se efectúan en todo el país en contra de la recién aprobada reforma fiscal, para causar desórdenes y desacreditar las protestas pacíficas haciéndolas creer que son violentas.

Datos obtenidos por este multimedios DominicanosHoy dan cuenta que estos movimientos se harían alrededor de personalidades que asisten a las manifestaciones populares, principalmente al lado de políticos opositores al Gobierno.

“Esto no es nuevo. En gobiernos anteriores sacaban los delincuentes de las cárceles, sin cumplir las penas, para que hagan desórdenes y culpar a los organizadores de las huelgas”, dijo una fuente a este medio.

El informante entiende que los grupos que contratan a estos “malhechores” están asustados y harán todo lo que esté a su alcance para que la gente no acuda a las marchas y concentraciones en contra de la reforma tributaria, con la cual las autoridades buscan recaudar 51 mil millones de pesos.

“Van a hacer daño, ocasionar pleitos y tiroteos, porque piensan que así la gente se va a amedrentar y no seguirá protestando; pero, lo que ellos no saben es que estas manifestaciones espontáneas son la expresión llana de un pueblo harto de que los políticos se burlen de él”, agregó.

De acuerdo con el informante, una de estas “revueltas” se haría cerca de la hija del expresidente Hipólito Mejía, Carolina Mejía Gómez, quien acude a la mayoría de estas protestas pasivas. Guillermo Moreno, Narciso Isa Conde, Luis Abinader, Alfredo Pacheco, Milagros Ortiz Bosch y Fidel Santana, entre otros, son algunos de los políticos que asisten consistentemente a las concentraciones.

“Hay un antecedente reciente y fue la de un hombre que lanzó piedras durante una manifestación pacífica contra Leonel Fernández (expresidente de la República), frente a la Fundación Global. El muchacho tuvo que admitir que le habían pagado para que hiciera líos”, afirmó.

En los últimos meses, el país ha vivido movilizaciones al granel en contra del “hoyo fiscal” de 187 mil millones de pesos dejado por el gobierno de Fernández, la aprobación de la reforma fiscal, que encarecerá la vida de los dominicanos y la modificación al Código Penal, que suavizará las penas a agresores de mujeres.