Una pareja decidió hacer un registro completo del proceso del embarazo. Osher Grencel y Tomer, su esposo, tomaron más de 1000 fotografías a lo largo de su embarazo.


Esperando su primer hijo, Tomer tuvo la idea de documentar el embarazo mediante el uso de las fotos en un video stop-motion que quedó muy divertido.