Es conocida la problemática que generan las aves en los aeropuertos. De hecho, para prevenir dificultades, en la terminal aérea española de Barajas (Madrid), cuentan con unos 40 halcones entrenados y especializados en ahuyentar a las aves que interrumpen en las pistas de aterrizaje y despegue.


A pesar de todo, igualmente se producen incidentes: el pasado 13 de mayo un enorme avión Airbus A340 de la empresa Iberia impactó contra un buitre -de unos 2,5 metros de ancho- y debió volver a destino.


La nave, que viajaba desde Madrid hacia San Juan de Puerto Rico, con 151 pasajeros, sufrió importantes destrozos en su fuselaje. El incidente se produjo cuando el avión se encontraba en la fase de ascenso, a unos 6.000 pies de altura (unos 2000 metros). Resultaron afectados además los sistemas de navegación y radar de la aeronave, indicó el sitio El Confidencial.