Un panel de jueces de la Organización Mundial de Boxeo votan por unanimidad a favor de la victoria del filipino, que tendrá que esperar a la revancha para saborear el triunfo.


Los jueces se equivocaron. Manny Pacquiao debería haber ganado el polémico combate a Timothy Bradley Jr. según ha confirmado la Organización Mundial de Boxeo (OMB), que ha recomendado una nueva pelea entre ambos.


Bradley se hizo con una controvertida victoria a los puntos tras el combate en Las Vegas del pasado 10 de junio. El público abucheó la decisión y hasta el veterano promotor Bob Arum mostró su indignación. «Nunca he estado tan avergonzado. Sé que la pelea de revancha me dará mucho dinero, pero la decisión de esta noche ha sido algo indignante», sentenció.


Los números del combate demostraron que Pacquiao fue superior durante 10 de los 12 asaltos. Alcanzó a Bradley en 253 ocasiones por 159 golpes del estadounidense. Fue la primera derrota del filipino Pacquiao en siete años, justo cuando intentaba demostrar que había dado un vuelco a una vida de excesos gracias a la Biblia.


Tras la polémica la OMB decidió reunir un panel de jueces internacionales para evaluar el vídeo de la pelea que, por unanimidad, votaron a favor de la victoria de Pacquiao. Sin embargo, el resultado es irrevocable


Bob Arum, promotor de ambos púgiles, confirmó que habrá una nueva pelea entre Pacquiao y Bradley el próximo mes de noviembre.