El rostro de Lindsay Lohan luce transformado: está inflamado y queda poco de lo que hasta hace unos días conocíamos de la actriz.


La socialité estuvo en The Today Show y, aunque habló de sus adicciones, la atención estuvo en su cara.


Algunos medios estadounidenses sugieren que se sometió a una operación en el rostro para rejuvenecer, otros lo atribuyen a inyecciones también para mejorar su apariencia y a rellenos de grasa.


Aún no se sabe exactamente qué le sucedió, pero lo que sí se nota es que la joven de 25 años está irreconocible y que se ha ocultado de los paparazzi para que no la capten hinchada.


El médico estadounidense Anthony Youn, del programa Dr.90210, que transmite Divinity TV, explicó en una entrevista a un portal estadounidense lo que le sucede a Lohan.


“Le han puesto la cara de una almohada rellena. Sus pómulos parecen nueces de temporada y sospecho que se ha hecho múltiples infiltraciones”, explicó, y agregó que estos tratamientos pueden dar muy buenos resultados, siempre y cuando se realicen con precaución.


“Cuando abusas acabas pareciendo una Muñeca Repollo”.


La critican en tv


Lohan participó en Saturday Night Live, donde parodió los problemas de adicción a las drogas y el alcohol que ha padecido, así como sus constantes visitas a la corte de EU.


Sin embargo, la burla que hizo de sí misma no gustó, pues ya había hablado del tema en una emisión anterior del mismo programa e insistir con el tema le resta seriedad, dijeron sus críticos.


El portal TMZ recopila opiniones de personas cercanas a la actriz, quienes dicen que ella se sintió muy orgullosa y emocionada y, aunque hubo cambios de última hora en el show, hizo lo mejor que podía.