El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aseguró que se alista para una nueva batalla médica al anunciar que se someterá a radioterapia, tras confirmar que el tumor que le fue extraído el pasado 26 de febrero en La Habana es una “recurrencia” del cáncer que le diagnosticaron en junio pasado.


Chávez ofreció los detalles de la biopsia que se le practicó al tumor de “dos centímetros” extraído hace una semana durante un programa especial de hora y media que fue grabado el sábado y difundido ayer en Venezuela, en el que aseguró que no tiene metástasis y aclaró que la fecha de la operación fue el día 26.


“El estudio anatomopatológico se hizo con el rigor científico requerido del tumor extirpado en su totalidad y confirmó lo que ya se suponía, que el mismo es una recurrencia del cáncer diagnosticado inicialmente”, anunció Chávez al cierre del programa en el cual dejó para el final el informe médico.


Chávez dijo que “lo más importante” del informe médico es la parte en la que se señala que se constató la ausencia de lesiones que sugieran la presencia de cáncer “ni localmente, ni en órganos cercanos, ni a distancia de aquella lesión, ni metástasis, ni ganglios”.


Enérgico, y mientras giraba instrucciones a parte de su gabinete Ejecutivo que lo acompañaba en Cuba, Chávez señaló que la operación se realizó el domingo 26 de febrero y no el lunes 27, como se había informado inicialmente, y que su recuperación “es franca, es progresiva, es sostenida” y “rápida”.


Aseguró que el diagnóstico de esta “recidiva” o recurrencia no le sorprendió “para nada”, pues cuando se le informó acerca de la nueva lesión ya sabía que podía tratarse de un tumor canceroso “de la misma naturaleza del anterior”, que le fue extraído en junio del año pasado en Cuba.


Hasta ahora no se ha informado del alcance y ubicación concreta de ese tumor, del tamaño de una “pelota de béisbol”, según dijo entonces el mandatario, y del que sólo se indicó que estaba en la zona pélvica.


A pesar de la confirmación del tumor y la terapia que deberá afrontar, Chávez dijo que se siente “muy optimista” con respecto a los pronósticos de recuperación de esta nueva batalla “gracias al buen diagnóstico y a la rápida intervención”.


La noticia de la recurrencia de la enfermedad se produce después de que Chávez reiterara, a fines del año pasado, que ya se había curado del cáncer mientras protagonizaba largas jornadas de trabajo que, según sus ministros, demostraban la fortaleza del mandatario y candidato a las elecciones presidenciales del 7 de octubre.


El año pasado Chávez se sometió a cuatro ciclos de quimioterapia y siguió un reposo que poco a poco fue rompiendo con apariciones cada vez más prolongadas en actos públicos y largas sesiones de trabajo, eventos transmitidos por la televisión estatal.


“Estoy listo junto a ustedes para enfrentar lo que tengamos que enfrentar, pero viviremos y venceremos”, apuntó en el programa transmitido hoy, repitiendo así una frase que se ha mantenido desde que inició la “batalla” contra el primer cáncer diagnosticado hace nueve meses.