La agencia aeroespacial estadounidense diseñó un juego sobre un satélite medioambiental que ya está disponible en la tienda de Apple. “Queremos que los interesados en aprender sobre las misiones puedan hacerlo”, aseguraron.


El Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA lanzó la primera aplicación para iPhone en español, que incluye un juego basado en la recolección de datos del Satélite Operacional Medioambiental Geoestacionario (GOES-R).


“La ciencia, la tecnología y el espacio tienen un interés universal. Queremos asegurarnos de que todo el mundo interesado en aprender sobre las misiones tenga la oportunidad de hacerlo”, explicó Austin Fitzpatrick, ingeniero del equipo de software Space Place Team, que diseñó el juego. Agregó: “Queremos asegurarnos de que podemos comunicarnos en el lenguaje en el que el individuo se sienta más cómodo para conseguirlo”.


El usuario puede descargar de la tienda de aplicaciones de Apple el programa Satellite Insight para el smartphone o el Ipad y una vez establecido el lenguaje automáticamente se muestra toda la información del satélite, así como el juego, en español.


Desde la NASA explicaron que saben que “un importante número de población en los Estados Unidos habla español como su primera lengua”, por ello emprendieron “este proyecto bilingüe” y esperan seguir diseñando nuevas aplicaciones.


De hecho, el equipo The Space Place Team del Laboratorio de Propulsión a Chorro, que diseña juegos y materiales educativos, traduce todos sus contenidos al español desde el año 2003. Para Fitzpatrick, “tomar un tema complejo de la ciencia y convertirlo en un videojuego educativo hace que sea mucho más fácil relacionarse con los jóvenes”.


Satélite Insight se basa en la recolección de datos de una verdadera misión de la NASA, que junto con la Administración de Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) lanzará en 2015 el GOES-R, el más avanzado de su serie.


El objetivo de la aplicación, que podría compararse al popular tetris por su dinamismo y capacidad de atrapar al jugador, es evitar que se desborde una red de datos que envían los seis instrumentos a bordo del satélite.


La información está representada por bloques de seis colores diferentes: nubes en azul, energía solar en rojo, radiación en amarillo, campo magnético en verde, partículas lumínicas en púrpura y energía en naranja. Los jugadores tienen que evitar que el surtido de colores los distraiga de su meta final, porque una vez que la red está llena, el juego termina.


El GOES-R será el dispositivo que recopilará, con mayor detalle y precisión, información sobre el clima, gracias a sus instrumentos de última tecnología, como sensores de detección de rayos, cartografía de incendios forestales, seguimiento de tormentas, imágenes solares, entre muchos otros.