No hace mucho hubiera parecido ciencia-ficción, pero unas lentillas capaces de controlar la glucosa en sangre van a ser una realidad en breve. Se trata de un tipo de lentes de contacto que, además de ofrecer información mediante realidad aumentada (RA), controlan los niveles de glucosa en sangre de aquellos enfermos que padecen diabetes.


Microsoft y la Universidad de Washington están desarrollando una solución que sin dolor permite vigilar los niveles de glucosa a través de las lágrimas en lugar de la sangre y de este modo proporcionar la información al paciente de inmediato.


Estas lentes de contacto son un desarrollo de la tecnología llamada interfaz de usuario natural (NUI). La lentilla NUI reemplazaría a los exámenes de sangre y proporcionaría información en tiempo real de los niveles de glucosa e insulina del usuario.


El dispositivo permite al paciente reaccionar rápidamente, por ejemplo, tanto al aumentar el consumo de insulina o comer un caramelo para elevar su nivel de azúcar en la sangre.


El laboratorio Parviz, con experiencia en la fabricación de una gran variedad de lentes de contacto, ha integrado pequeñas radios y antenas que permiten enviar y recibir información a través de radiofrecuencia. Además, ha incluido un sensor de glucosa en la lente de contacto.


En definitiva, se trata de utilizar todos estos elementos para desarrollar una lente de contacto que monitorice constantemente el nivel de glucosa en la sangre, registre la información y sea accesible por el médico que atiende al paciente.


Pero el alcance de este dispositivo puede ir más allá de salud. Las posibilidades de aplicación son infinitas. Las lentillas podrían indicar las direcciones posibles al moverse por u edificio o mostrar información específica (no escrita en el envase) en los artículos de un supermercado.